Arbor, Vol 173, No 681 (2002)

Las ciencias físico-químicas y su enseñanza


https://doi.org/10.3989/arbor.2002.i681.1113

José Aguilar Peris
Física en las Universidades Complutense y San Pablo C.E.U. de Madrid, España

Resumen


El principal objetivo de la educación es enseñar a los alumnos los métodos para la realización de su actividad fundamental: el estudio. Es evidente que toda persona que desea ejercer una actividad profesional -oculista, músico o electricista- debe desarrollar las técnicas de aprendizaje apropiadas bajo una dirección y unas normas rigurosas y didácticas. Un requisito primario para cumplir este objetivo es poseer una actitud mental afectiva hacia la profesión en cuestión. El mismo requisito debe cumplir el profesor hacia la materia que debe impartir. Indudablemente los firmes propósitos no bastan, si no van acompañados de un trabajo coordinado, constante y firme entre profesor y alumno (Chapman, 1959). El propósito de este artículo es adecuar estas ideas a las peculiaridades de las ciencias físico-químicas y su enseñanza, de cara al nuevo siglo (y nuevo milenio), recapitulando sobre las experiencias del pasado e intentando superarlas con nuevas técnicas pedagógicas que reflejen el nuevo espíritu del tiempo en que vivimos.

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 2002 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista arbor@csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es