Arbor, Vol 165, No 650 (2000)

La nutrición del deportista


https://doi.org/10.3989/arbor.2000.i650.963

José María Odriozola Lino
Real Federación Española de Atletismo. Facultad de Biología, Universidad Complutense de Madrid, España

Resumen


Comemos para reponer el desgaste diario de las estructuras corporales y pérdidas de reservas energéticas. Un deportista debe comer más que un sedentario, porque gasta más. La calidad nutricional debe tener las adecuadas proporciones de carbohidratos, proteínas y grasas, que irán acompañadas por vitaminas, minerales y fibra. El agua es el nutriente más importante y el deportista debe cuidar especialmente su rehidratación.
El reparto de las comidas debe armonizarse con la actividad física, para evitar problemas digestivos. Cuanto más variada sea la dieta, más correcta será la reposición nutricional. Hay que comer de todo, aunque de unas cosas más que de otras. Si se come suficiente en cantidad y con la calidad adecuada, no hará falta tomar suplementos nutricionales.

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 2000 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista arbor@csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es