Tamaño de la letra:  Pequeña  Mediana  Grande

Arbor, Vol 185, No 735 (2009)
doi:10.3989/arbor.2009.i735.273

La guerra de 1895 en Cuba y sus consecuencias

Rafael E. Tarragó

Resumen


El 24 de febrero de 1895 la mayor parte de los habitantes de Cuba no deseaba una guerra de independencia, porque se acababa de votar en el parlamento de Madrid por reformas liberalizantes para la isla. La reacción del gobierno de Antonio Cánovas del Castillo a la insurrección iniciada en Cuba en esa fecha fue no implementar las reformas y tratar a todos los cubanos como insurrectos. En 1896 Cánovas envió al general Weyler a Cuba, quien logró frenar el avance de los insurrectos, pero la reconcentración de los campesinos en centros urbanos que este decretó para privar de su apoyo a los insurrectos causó miles de muertes por hambre y enfermedad y en los Estados Unidos la opinión pública comenzó a favorecer la intervención en Cuba, acción aconsejada por expansionistas como el Cónsul General de los Estados Unidos en La Habana, Fitzhugh Lee. La guerra comenzada en 1895 para la independencia de Cuba tuvo como consecuencias la guerra de los Estados Unidos con España y su transformacion en una potencia global al apropiarse de las colonias españolas en Asia y América en 1898.


Palabras clave

Guerra de Cuba (1895-1898); José Martí; Antonio Cánovas del Castillo; Autonomistas e Independentistas; Fitzhugh Lee; cónsul de EEUU; Guerra hispano-americana (1898)

Texto completo: PDF

Hacer doble click sobre cualquier palabra para realizar una búsqueda.




Contacte con la revista arbor@csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es